Petrer rememora una boda beduina

La comparsa de Beduinos de Petrer brilló en la Entrada Mora de Petrer y celebró su 50 aniversario llenando las calles de la localidad con el esplendor y majestuosidad de una boda beduina.

Ellos fueron los encargados de llevar a cabo la apertura del desfile y quisieron que toda la ciudad participara de este aniversario, simulando una boda en las dunas del desierto.

Más de un centenar de personas participaron en el cortejo nupcial que llenó las calles principales de Petrer de los colores que identifican a los beduinos -azul, blanco y rojo-, también de perfume, y, sobre todo, de música.

A pesar de la fina lluvia que cayó al paso de las jóvenes bailarinas que precedían a la novia, el público desafió al mal tiempo y permaneció en sus asientos. Nadie quería perderse el espectáculo de esta tribu nómada del desierto, con su rebaño y su hospitalidad. Incluso, formaron parte en esta apertura de la Entrada Mora de Petrer la filà «Nómadas» de las fiestas de moros y cristianos de San Blas de Alicante. También lo hizo el pelotón Moro de la localidad de Caudete, portando los estandartes de todas las filaes que conforman la comparsa de Beduinos.

Al final la lluvia desistió y triunfó la fiesta, el colorido y el esplendor de estas bodas de oro de la comparsa de Beduinos.

En esta fiesta beduina no faltaron las palomas mensajeras que anunciaban a otras tribus la magna celebración, ni las danzas, ni los perfumes que precedían a la novia beduina, vestida de blanco, junto a una jaima. Tampoco faltaron los dulces típicos, amasados con esmero en un horno moruno y que los componentes de esta tribu hospitalaria y generosa repartían entre el público.

Tras la novia, las joyas y los trofeos precedían la jaima donde aguardaba el novio.

Bodas de Oro

Finalizada la celebración de esta boda, fue el turno para los cargos festeros de 2013 de la comparsa y tras los mismos, dos niños a lomos de dos dromedarios precedían la llegada de las distintas filaes.

Detrás de la última fila, la de Negros Beduinos, y como colofón al cincuenta aniversario de la comparsa, irrumpieron los aplausos del público con la llegada de los cargos festeros -capitán, abanderada y rodela- que han tenido en sus cincuenta años de vida. De este modo se puso fin al paso de la comparsa por Petrer.

El estruendo de los timbales anunciaban la llegada del resto de comparsas del bando moro, con los Moros Viejos, seguidos de Berberiscos, Fronterizos y cerrando la primera parte del desfile, los Moros Nuevos.

La amenaza de lluvia estuvo presente durante todo el desfile. A pesar de ello, el público no se levantó de sus asientos, animando a los festeros que desafiaban al frío.

Bando cristiano

La alegría llegó con el bando cristiano, con el paso del barco de la comparsa de Marinos que anunciaba la entrada de las huestes de la cruz. Tras los Marinos, fue el turno del Tercio de Flandes, de las pamelas y tocados. La sobriedad del negro llegó con la comparsa de Estudiantes, color que les identifica.

Después sería el turno del colorido con la comparsa de Labradores, acompañados con sus aperos de labranza. Los guerreros cristianos aparecieron con la comparsa de Vizcaínos, que cerró el desfile de la Entrada Mora de la localidad de Petrer ante el aplauso del público asistente.

La guerrilla, la embajada cristiana y la subida del santo marcan el fin de fiesta

El municipio de Petrer vivirá, hoy lunes, la última jornada dentro de las fiestas de moros y cristianos en honor al patrón de la población, San Bonifacio Mártir.

Por la mañana, a las 10.30 horas, tendrá lugar en la plaça de Baix la última guerrilla y la embajada cristiana. La pólvora volverá a inundar las calles de la ciudad con la guerrilla, y después, el bando de la cruz reconquistará el castillo de Embajadas tras derrotar a las huestes musulmanas.

Por la tarde, sobre las 16.30 horas, tendrá lugar uno de los actos más emotivos dentro de las fiestas de moros y cristianos de Petrer, la subida del santo, disparando el alardo todas las comparsas y la posterior misa de Acción de Gracias que realizan los festeros.

Tras el oficio religioso, y delante del patrón de Petrer, se despedirán los capitanes, abanderadas y rodelas de 2013 para dar el relevo a quienes ostentarán la máxima representación de sus respectivas comparsas en 2014, dando de este modo continuidad a la fiesta. I. A.

Fuente: diarioinformacion.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.