El 9 d’octubre llenó de Fiesta las calles de Valencia! Con polémica…

XVII ENTRADA DE MOROS Y CRISTIANOS DE LA CIUDAT DE VALENCIA: UN ÉXITO… A PESAR DE LOS INTENTOS DE REVENTARLA

 

Se ha celebrado esa 17ª edición, con más de un millar de personas participando en este evento, que estaba a reventar de público. Pero la palabra “reventar” hoy tiene más sentidos y, desde luego, hace referencia directa a la delegada del gobierno en la Comunidad Valenciana, una tal Gloria Isabel Calero. No tenemos el gusto de conocerla, a pesar de que la invitamos al acto del Pregón de estas fiestas, celebrado el pasado 29 de septiembre en el salón de Cristal del Ayuntamiento de Valencia, bajo la presidencia delegada del alcalde de la Ciudad en el concejal de Cultura Festiva.

Pues al día siguiente de ese solemne acto nos llegó la noticia de que ¡la Policía no autorizaba la celebración de la Entrada! ¿Cómo era eso posible? Pues porque la tal delegada había autorizado una manifestación justo en nuestro recorrido. ¡A la misma hora, pero en sentido contrario! Que hay moros y cristianos en Valencia en la la tarde del Nou d’octubre ya no es una noticia. Son 17 años ya. Parece que eso no lo sabe la delegada del gobierno. Como tampoco sabe que esto no es un acto de una asociación particular, no. La Federación organiza la Entrada oficial de la Ciudad, las Fiestas de Moros y Cristianos del Cap i Casal, actuando coordinadamente con la Concejalía de Cultura Festiva del Ayuntamiento de Valencia. Es como si hubiese autorizado una manifestación por el recorrido de la Ofrenda. Lo mismo.

Y todavía tenemos que aguantar que ayer saliera en prensa que diciendo se habían suprimido algunas manifestaciones «por la coincidencia con actos oficiales del nou d’octubre«. Pues eso no es verdad. Pura propaganda. Puede que se haya suprimido alguna, pero no las que realmente iban a reventar un acto oficial como esta Entrada.

Se presentó un escrito. Y no nos hizo ni caso. Nada de nada. La manifestación de “ARRAN”, “LA CUP” y otras asociaciones tan violentas como ajenas a nuestra tierra,  ha tenido prioridad frente a nuestro pacífico desfile. ¡Y se les autoriza en la puerta del Ayuntamiento! ¡En el centro de la ciudad!  Autorizar ese recorrido para estos manifestantes es un desprecio a la fiesta y una grave irresponsabilidad. Porque no hablamos de cualquier manifestación, no. Que ya sabemos como las gastan los ultras pancatalanistas. Bueno, quizá la Delegada no. O sí, que nosotros no creemos en las casualidades. Hasta el punto que la policía local nos pide que no pongamos vallas ni sillas en la plaza, por temor a los manifestantes.

Ante ese desprecio, no tuvimos más remedio, de acuerdo con la policía local, que cambiar el recorrido inicialmente previsto ¡desde el pasado mes de junio! ¡Desde junio!  Y, por ese cambio, hemos pasado por calles inapropiadas para nuestro desfile, casi como si fuéramos clandestinos. Todo, para mayor gloria de esa chusma y para deleite de esa delegada. ¡Caray con la parte cercana del gobierno! ¡Cómo será la lejana! Nosotros por calles estrechas. Los violentos, por la calle de las Barcas y por la puerta del Ayuntamiento.

No acaba ahí la cosa. Con el desfile ya iniciado… ¡otro desvío! Porque justo delante de nosotros, con el público ya sentado y el desfile en marcha, aparecen otros manifestantes fuertemente escoltados por la policía. ¡Menos mal! Rectificación sobre rectificación, con absoluto menosprecio para los que hacemos esta fiesta e, incluso, para la Concejalía de Cultura Festiva y para todos los valencianos que querían disfrutar de nuestra Entrada, se nos impide pasar por la puerta de nuestro Ayuntamiento y se nos desvía para poner fin abruptamente a la Entrada. Y con riesgo, con mucho riesgo. Nos mandan fuera de la plaza y no pasamos por la puerta del Ayuntamiento. Nosotros, no. Ellos y los otros, sí.

Pues mira… ¡No lo ha conseguido! ¡No ha reventado la Entrada! Y hemos desfilado por donde hemos podido, pero con dignidad y con la inmensa alegría de haber vuelto a las calles de la ciudad. Un éxito de público y un éxito para la fiesta. Sara Larrázabal y Marina Civera, las Madrinas de la Fiesta, han cerrado la participación de más de veinte comparsas de la Federación, junto con ballets espectaculares y más de quince bandas de música.

Quizá el año próximo tengamos un delegado del Gobierno que conozca su tierra y su ciudad, que no utilice el ninguneo a la Fiesta para extraños objetivos políticos. Y si no tenemos esa suerte, volveremos a conseguirlo, que los políticos incompetentes no sirven ni para reventar las fiestas. Que aquí, el único reventón ha sido el del numerosísimo público asistente. Gracias a todos ellos y, por supuesto, a todos los festeros que han hecho posible esta Entrada, en nombre de la Federació Valenciana de Moros i Cristians.

Alta en Red Festera GRATIS para profesionales

¿Qué necesitas para tus próximas fiestas de Moros i Cristians?

PINCHANDO EN LOS ENLACES los encuentras; Si prefieres que te ayudemos, PIDE PRESUPUESTO GRATIS DESDE AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.